jueves, 9 de junio de 2011

Por el bien de todos....

Debiera acostumbrarme a no deciros
lo primero que se me viene a la cabeza,
tan solo porque me duela y reviente,
a contar hasta diez, hasta cien, o hasta veinte,
a no enturbiar el amor con mis temores,
ni darme tanto golpe de pecho para nada.

Debiera aprender, de que modo ser feliz
sin provocar tanto daño, subir los peldaños
sin despertar otros sueños, y llegar al oasis
de ese amanecer inmenso, dejar de observar
la vida desde la otra acera, y a callar,
todo lo que no pueda cumplir después.

Debiera saber que el recuerdo nunca se olvida,
que no es vida vivir a medias, que la sonrisa
puede entristecer el alma, y que el descansar
a veces, puede asfixiar la ilusión,  consentir,
una palabra entre todo y nada, que desnuda,
engaña, y deja a la esperanza sin abrigo.

Debiera decir más de lo que ahora digo, porque
el dolor me perfore y hasta me confunda,
y se estrechen los caminos infinitos de la vida,
debiera decir más, o mejor, hacer más de lo que digo,
para ahorrarme estos pecados a las puertas del cielo,
y no tener que pediros jamás, perdón por ellos.

7 comentarios:

Rodolfo Serrano dijo...

Antonio: me ha encantado, tío.

Jorge Encinas Martínez dijo...

Sigue hablando, por favor: por el bien de todos, no calles. Es la vida la que sale por tu boca.

Eso sí: me voy a apuntar para mí eso de "debiera... hacer más de lo que digo".

Un abrazo

Anónimo dijo...

...

Anónimo dijo...

se a lo que te refieres.....
vive simplemente y ama...

Cecis ... funámbula dijo...

Maravilloso!!!!!!! Gracias!!!!

Soltando Letras dijo...

Ufff, tremendo Antonio, simplemente genial. Me ha encantado, así que, por favor, sigue escribiendo, cantando y contando, es un placer leerte.

Cuerpos a la deriva dijo...

Llevo un rato leyendo esta entrada una y otra vez y no puedo evitar hacer mías muchas de las cosas que dices. Yo también debiera no decir lo primero que se me viene a la cabeza, o no darme tanto golpe de pecho para nada, o hacer mas de lo que digo...Textos así no se encuentran muy a menudo.

Gracias por tu comentario.
Loreto