martes, 11 de septiembre de 2012

Duelo

Estas despedidas que te dividen entre la tristeza
y la ansiedad, que dejan al sueño dormido por si
hubiera un despertar, ese volver imposible, ese
penar, ese dolor entre silencios que no entiende de
olvidos y se acomoda en ti.

Estas despedidas sin ningún porvenir que duelen
y confunden, que te hunden en la realidad, que se
beben el tiempo de un trago y te llenan de sombras,
esa soledad que te nombra, ese vacío inmenso, esa
ausencia, ese no puedo. 

Estas despedidas sin tiempo con palabras dichas
y por decir, ese amanecer que te enloquece y ese
lloro que te protege, esa música sin baile, esos
rezos al aire, esa falta de vida cuando respiras,
ese beso a la muerte cuando suspiras.

Estas despedidas desconsoladas y ese miedo a la nada,
esos paréntesis en la rutina, esa vida no vivida, ese
verano otoñal, ese invierno que vendrá, esa primavera
hoy lejana, ese volver a empezar, esa sonrisa ausente,
ese pasado sin futuro, este oscuro presente.


1 comentario:

RECOMENZAR dijo...

Escribis maravillosamente bien te felicito
un abrazo